¿Es interesante contar con un autónomo colaborador?

13 agosto
888
¿Es interesante contar con un autónomo colaborador?
/ 0 votos

Empezar un nuevo negocio como autónomo puede ser algo sacrificado pero, a la vez, muy gratificante. En ocasiones, el negocio que acabas de abrir empieza a crecer y es en ese momento en el que te planteas contratar a tu primer trabajador.


A más de uno o una se le pasa por la cabeza contratar a su mujer o a su marido, pero ¿sabes cómo hay que proceder en esos casos?


¿Qué se entiende por autónomo colaborador?


Cuando, como autónomo, te planteas contar con la ayuda de tu pareja u otro familiar directo y decides contratarlos, tienes que saber que el contrato se hará con la figura del autónomo colaborador.


Un autónomo colaborador solo puede ser un familiar directo que trabaje para ti. Por familiar directo se entienden cónyuge, ascendientes, descendientes y resto de familiares hasta el segundo grado de consanguinidad. En el caso de que sea tu pareja, es imprescindible que estéis viviendo en el mismo domicilio.


El autónomo colaborador depende totalmente del autónomo titular, y este último es el encargado de hacer frente a las cuotas de la Seguridad Social y de pagarle una nómina al autónomo colaborador como consecuencia de su trabajo y de la categoría profesional de este.


¿Es beneficioso contratar a un autónomo colaborador?


Está claro que dar faena a un familiar siempre es un punto a favor de su contratación, pero ¿realmente sale rentable contar con la figura de un autónomo colaborador?


Esta es la pregunta que deberías hacerte si estás tanteando esta situación. Muchos familiares del autónomo ya trabajan con él, pero no siempre están dados de alta por no saber si es beneficioso o si van a perder dinero. Para ver si realmente es beneficioso o no, vamos a estudiar unos cuantos puntos.


Bonificaciones en las cuotas de autónomo

Este es el primer punto que hay que tener en cuenta. Los autónomos colaboradores que sean de alta nueva tendrán una bonificación del 50 % durante los 18 primeros meses de actividad, con lo que pagarán alrededor de 132 euros. La medida se puso en marcha para conseguir que todos aquellos que trabajaban en negocios familiares sin estar dados de alta pasasen a cotizar mediante el régimen de autónomos.


El tema económico en las pequeñas empresas, en muchas ocasiones, es un hándicap; por eso se están estudiando medidas adicionales para rebajar aún más la cuota de autónomo, de manera que la transición hasta el máximo de la cuota sea lo más leve posible. Y es que ya sabes: todo lo que sea un ahorro de costes es beneficioso para las pymes.


Obligaciones fiscales

En materia fiscal, la figura del autónomo colaborador también tiene ventajas que la hacen muy interesante. Un autónomo colaborador no tiene que presentar las declaraciones de IVA ni de IRPF de manera trimestral, es decir, que el modelo 303 correspondiente al IVA y el modelo 130 correspondiente al IRPF solo son competencia del autónomo titular. En este caso, el autónomo colaborador solo tendrá que presentar la declaración del IRPF al finalizar el año, tal y como hace cualquier trabajador asalariado.


El no tener tantas obligaciones fiscales es positivo, ya que el autónomo colaborador puede ahorrar tiempo en realizar trámites y no necesita la ayuda de un asesor todos los trimestres. Todo esto lo asume el autónomo titular, ya que será él quien presente todos los documentos trimestralmente y quien, seguramente, necesite la ayuda de un asesor. Si este es tu caso, aquí podrás encontrar un grupo de asesores para ayudarte.

Los costes de ser autónomo

Los costes de ser autónomo

Si ya eres autónomo o estás valorando la opción de serlo este ebook te ayudará a conocer cuáles son los costes económicos y emocionales.

/ 0 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

Páginas Amarillas España - Páginas Amarillas online
© hibu Connect, S.A.U. Todos los derechos reservados.