El vídeo corporativo como herramienta de captación de clientes

04 enero
804
El vídeo corporativo como herramienta de captación de clientes
/ 1 voto

Captar clientes es uno de los objetivos que todo negocio, independientemente de su tamaño o de su actividad empresarial, tiene que esforzarse en conseguir. Y es que una empresa sin clientes nuevos a los que ofrecer sus productos y servicios corre el riesgo de estancarse e ir perdiendo cuota de mercado.


Es normal que te preguntes qué puedes hacer para que esto no te suceda y tu empresa pueda progresar con una buena política de captación de clientes. Una de las soluciones que mejores resultados reporta es la creación de un vídeo corporativo.

¿Por qué contar con un vídeo corporativo?

Desde hace muchos años la creación de contenido ha sido la herramienta más eficaz de atracción de clientes con la que cuentan las empresas. Pese a que esto no ha cambiado, desde hace poco tiempo sí se ha modificado la forma en que las empresas transmiten dicho contenido. Primero, se hacía en forma de artículos escritos, seguidos de fotografías e infografías para, finalmente, llegar al vídeo corporativo, que es la herramienta que mejor funciona y que mayor aceptación ha tenido en los últimos meses, pues los datos así lo muestran.


  • Durante 2015 el consumo por parte de los usuarios de los vídeos corporativos se ha duplicado, y la previsión para 2016 es que el consumo siga en aumento. Esto demuestra la importancia que tiene el vídeo coporativo en una estrategia de marketing encaminada a captar clientes, ya que los vídeos atraen mucho tráfico de usuarios.

  • Los vídeos corporativos demuestran su eficacia cuando se incluyen, por ejemplo, en campañas de email marketing. Estudios recientes demuestran que el uso de vídeos en los correos electrónicos hace que la la tasa de clics aumente en un 96,38 % de incremento respecto a los mensajes sin vídeos.

  • Las previsiones para 2016 indican que el vídeo corporativo atraerá el 70 % del tráfico web.


Además de todo lo comentado anteriormente, la compañía Forrester asegura que si una imagen vale más de mil palabras, un minuto de un vídeo equivale a 1,9 millones de palabras. Una razón más de peso para impactar directamente en tu audiencia en muy poco tiempo.


¿Cómo realizar un vídeo corporativo con éxito?

Lo primero que debes tener claro si te decantas por utilizar el vídeo corporativo dentro de tu estrategia de captación de clientes es que la calidad es mucho mejor que la cantidad. Con esto queremos decir que es preferible que encargues un vídeo corporativo profesional, bien realizado y editado, y que sea totalmente coherente con la empresa, a que lleves a cabo una gran cantidad de vídeos cuyo contenido e identidad visual disten mucho de tu negocio. Además de transmitir profesionalidad y una buena imagen a los usuarios, está demostrado que los vídeos corporativos de mayor calidad tienen un retorno de la inversión (ROI) mucho más elevado que los vídeos caseros y de menor calidad, con lo que a la larga es rentable invertir en vídeos corporativos.


Para que puedas realizar un vídeo corporativo impactante te presentamos dos alternativas: los vídeos creados mediante plantillas y los vídeos que se hacen desde cero.


Los vídeos creados mediante plantillas permiten realizarlos en menos tiempo y, pese a lo que muchos piensan, el resultado puede ser de calidad profesional. Eso sí, están más limitados para poder efectuar cambios que los conviertan en la extensión perfecta de tu identidad empresarial.


La segunda opción es crear vídeos corporativos desde cero, es decir, vídeos 100 % personalizables. Este formato te permite adaptar tanto la identidad como el tiempo de visualización del vídeo a tus necesidades, con lo que es una muy buena opción para diferenciarse de la competencia con un vídeo original.


Vídeos

Muestra lo mejor de tu negocio con un vídeo, te diferencia de la competencia y mejoras tu posicionamiento en buscadores.

/ 1 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

Páginas Amarillas España - Páginas Amarillas online
© hibu Connect, S.A.U. Todos los derechos reservados.