Cómo entrevistar a un candidato para una oferta de empleo

17 mayo
777
Cómo entrevistar a un candidato para una oferta de empleo
/ 7 votos

La entrevista es un paso indispensable en cualquier proceso de selección y, sin ninguna duda, el más determinante a la hora de decantarte por un/a candidato u otro/a. Por ello, debes preparar la entrevista con la máxima atención, pues no es tarea fácil.

Previo a la entrevista debes haber preparado un cuestionario adecuado al puesto de trabajo y que pueda servir como base para todos los aspirantes al puesto. Conviene dividir las preguntas en dos bloques, uno más enfocado a preguntas estándar y otro relacionado con cuestiones profesionales o de investigación.

Cabe la posibilidad de que el/la candidata/a se haya preparado previamente las preguntas, pero no por ello dejan de ser imprescindibles a la hora de valorar cómo se desenvuelve. Además, descubriremos cuánto ha indagado sobre la empresa, si realmente siente pasión por el sector y su labor y su capacidad autocrítica.

La preparación es clave de cara a mantener un orden con el fin de evitar caer en repeticiones y en cambios constantes de tema que puedan desorientar al candidato/a. Dependiendo del puesto ofertado, normalmente el principal objetivo derivado de estos cuestionarios, es conocer y analizar sus principales responsabilidades y los factores de rendimiento necesarios para desempeñarlas, tales como versatilidad, capacidad de liderazgo u organización.

Preguntas tipo para las entrevistas

Preguntas estándar

  • ¿Cómo definirías tus puntos fuertes y debilidades?

  • ¿Estás estudiando actualmente?

  • ¿Qué crees que puedes aportar a la empresa?

  • ¿Qué es lo que te atrae de este puesto de trabajo?

  • ¿Por qué medio has conocido a la empresa?

  • ¿Cuáles son tus principales motivaciones?

  • ¿Cómo estructuras tu tiempo?

Esta última cuestión es bastante importante, puesto que gracias a ella podemos obtener información sobre su capacidad organizativa y hacernos una idea de cómo podría manejar situaciones de altos niveles de estrés.

Preguntas profesionales

  • ¿Ha trabajado en equipo?

  • ¿Bajo qué tipo de gestión trabaja mejor?

  • ¿Has trabajado bajo presión?

  • ¿Cuál ha sido tu mayor logro profesional?

  • ¿Cuál ha sido el mayor reto al que te has enfrentado?

  • ¿Por qué has elegido este camino profesional?

  • ¿Qué experiencia tienes en este puesto (o uno similar)?

Este bloque nos va a aportar datos sobre su capacidad, tanto solidaria como de liderazgo, y de resolución de problemas. Un aspecto muy interesante dentro de estas preguntas es el de conocer qué entiende el/la candidata/a por reto y su actitud frente a ello.

Dentro de las cuestiones profesionales, también se debe preguntar acerca de sus cualificaciones y aptitudes, como el dominio de idiomas, manejo de software, etc. que el/la candidato/a haya incluido en su CV. Asimismo, si hemos requerido de material adicional (portfolio, presentaciones, informes, etc.) debemos pedirle que nos los muestre.

Cómo proceder con la entrevista paso a paso

  1. La primera impresión suele ser crucial: En el momento del apretón de manos ya se puede percibir su nivel de confianza y entusiasmo. Debes valorar una presencia limpia y aseada, al igual que un trato respetuoso y amigable. Por supuesto, la puntualidad también nos aportará información valiosa acerca de su personalidad.

  2. Tras el saludo, es conveniente romper el hielo, dado que es normal y comprensible que el/la candidato/a esté algo nervioso/a. Invítale a sentarse y a ponerse cómodo y ofrécele un vaso de agua. Cuánto más relajado esté, más fluido y agradable será el proceso para ambos.

  3. Al presentarte, nombra tu cargo y cita los datos más relevantes de tu empresa a modo de introducción.

  4. Llegados a este punto, comienza la entrevista en sí. Formula las preguntas tipo y trata de mantener un tono amable y calmado.

  5. Tras la ronda de preguntas, es hora de dejar al demandante preguntar lo que crea conveniente. Esta fase es importante, pues nos ayudará a valorar la curiosidad y el interés que tiene por la empresa. Por supuesto, una previa preparación sobre esto es necesaria, con el fin de transmitir una imagen de seguridad y firmeza.

  6. Por último, despídete cordialmente y facilita información sobre el proceso: cuándo va a terminar, cuántos candidatos más hay y en qué fecha aproximada se le contactará para darle una respuesta, ya sea positiva o negativa.

Consejos generales

  • Fomenta una conversación fluida, no te ciñas exclusivamente a las preguntas modelo.

  • Valora si la persona tiene sentido del humor y una actitud comprometida con su trabajo pero desenfadada y cordial, pues es totalmente necesario para favorecer el clima laboral.

  • Evita las preguntas de respuesta automática, como por ejemplo “¿Dónde te ves dentro de cinco años?” ya que casi con toda certeza no obtendrás una respuesta sincera o clara.

  • Cuidado con las técnicas psicológicas, ya que son predecibles y pueden incomodar. Por ejemplo: “¿Qué animal serías?”

  • No utilices referencias demasiado genéricas, tales como “Háblame de ti” y personales. Es posible que la persona se sienta intimidada y no sepa bien qué responder.

  • Es conveniente no inquirir acerca de la retribución económica que espera obtener, ya que es algo violento. Si pasa el proceso de selección, es un asunto que se tratará durante la negociación.

  • Presta atención al lenguaje no verbal y a los temas con los que se sienta menos cómodo/a hablando. También importa la expresión: el léxico, la dicción, la brevedad, la claridad expositiva, etc. El aspirante debe tener la oportunidad de demostrar sus méritos y su valía.

Tipos de contrato de trabajo: ¿Cuándo deberías utilizar cada uno de ellos?

Tipos de contrato de trabajo: ¿Cuándo deberías utilizar cada uno de ellos?

Un contrato laboral es un documento donde se refleja el acuerdo entre la empresa y el trabajador y en el que se fijan una serie de servicios prestados

/ 7 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

Páginas Amarillas España - Páginas Amarillas online
© hibu Connect, S.A.U. Todos los derechos reservados.