¿Cuándo deberías utilizar el contrato indefinido ordinario?

10 diciembre
961
¿Cuándo deberías utilizar el contrato indefinido ordinario?
/ 1 voto

El contrato indefinido ordinario es aquel en el que se establece una relación laboral del empleado con la empresa donde no se pacta un tiempo determinado de duración. Es decir, a priori, se tiene intención de que el trabajador pase a formar parte de la plantilla mientras la empresa tenga actividad. Esta forma de contrato ha sido modificada en la última reforma laboral, pero mantiene tanto su definición como los usos en los que se recomienda y a los que obliga la ley.


Las empresas deben utilizar el contrato indefinido ordinario siempre que la relación laboral que se vaya a establecer no pueda englobarse en un contrato de fomento del empleo ni en un contrato de duración determinada ni en un contrato formativo. Es decir, si la empresa quiere contratar a un trabajador para una actividad que realiza de forma fija y que forma parte de su estructura habitual, y este trabajador no puede englobarse dentro de alguno de los colectivos que permiten las otras dos opciones, el contrato deberá ser obligatoriamente de esta clase.


Las ventajas del contrato indefinido


Aunque con la nueva Reforma Laboral se ha hablado mucho de las indemnizaciones por despido a las que dan derecho estos contratos, sobre todo por la reducción de los 45 días por año trabajado que se introdujo como norma, la realidad es que este tipo de contratación también tiene ventajas para la entidad que lo utiliza. De hecho, las compañías obtienen importantes ventajas fiscales que les permiten ahorrar dinero en las cuotas de la Seguridad Social. Estas dependen de la normativa estatal, pero también pueden ser incentivadas por las comunidades autónomas e incluso, en algunos casos, por los gobiernos locales.


Obligaciones del contrato indefinido


Los contratos indefinidos pueden formalizarse verbalmente o por escrito, pero en ambos casos deben garantizar los derechos de ambas partes. Al mismo tiempo, el contrato indefinido ordinario puede ser de varios tipos, que explicaremos en el segundo párrafo, y, dependiendo de ello, pueden variar las jornadas a las que está obligado el trabajador. Sin embargo, salvo dichas excepciones que cambian según el caso, el número de horas diarias trabajadas depende de lo establecido en el Estatuto de los Trabajadores y en la negociación colectiva de cada uno de los sectores. Eso significa que según el ámbito de la empresa, las condiciones de los contratos pueden ser muy distintas entre sí.


Tipos de contrato indefinido ordinario


Aunque la definición del contrato indefinido ordinario no cambia en ninguno de los tres tipos de contrato que recoge la ley, la jornada del trabajador sí difiere:


  • El contrato indefinido ordinario a jornada completa es aquel que establece una jornada diaria entera para el trabajador contratado bajo esta modalidad. La actividad que desarrolla el trabajador debe ser una de las principales de la empresa y no una tarea esporádica, ya que, en dicho caso, sí se podría establecer un contrato por obra o servicio.


  • El contrato indefinidio ordinario a media jornada establece las mismas condiciones que hemos detallado en el caso anterior, aunque las horas trabajadas por el empleado se reducen entonces a la mitad. Estas pueden repartirse por las mañanas o por las tardes, o formar parte de un horario pactado de forma específica.


  • El contrato indefinido por prestación de servicios fijos discontinuos permite la contratación por un período indefinido de trabajadores que son necesarios para desarrollar la actividad principal de la empresa, pero que, por la propia situación de esta, no se dan durante períodos regulares en el año. Bajo esta normativa pueden englobarse los contratos de aquellas actividades que dependen de las estaciones, de las cosechas o de la demanda del propio mercado.


Recuerda que en caso de no utilizar un contrato indefinido ordinario en las situaciones detalladas anteriormente, las inspecciones de la Seguridad Social pueden proceder a su conversión de manera automática sin perjuicio de las sanciones que se puedan imponer a la empresa. Además, en caso de no realizar contrato a los trabajadores, también se haría una conversión directa a contrato indefinido y se te aplicarían duras sanciones por no respetar la ley.

Los costes de ser autónomo

Los costes de ser autónomo

Si ya eres autónomo o estás valorando la opción de serlo este ebook te ayudará a conocer cuáles son los costes económicos y emocionales.

/ 1 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

Páginas Amarillas España - Páginas Amarillas online
© hibu Connect, S.A.U. Todos los derechos reservados.