¿Es válido legalmente un contrato verbal?

15 junio
5215
¿Es válido legalmente un contrato verbal?
/ 1 voto

En este artículo vamos a intentar contestar algunas cuestiones sobre un tema que es más habitual de lo que a priori se piensa en el mundo del autónomo en España. La pregunta es la siguiente: ¿tiene validez legal un contrato verbal?


Antes de nada, creemos que es adecuado proporcionar una definición del contrato verbal. Se trata de un acuerdo mediante el cual se intercambian términos y condiciones de manera oral, teniendo la misma validez ante la ley que un contrato escrito –siempre que se pueda demostrar su existencia por parte de una de las partes- y que además debe tener los elementos de obligado cumplimiento y estipulados por la ley. Dichos elementos son los siguientes:

Acuerdo

Todo contrato tiene por primer elemento el apartado denominado «consentimiento de las partes». Dicho apartado refleja el acuerdo mutuo de las partes y es completamente obligatorio que aparezca reflejado de alguna manera. Sin él, el contrato carece de validez.

Aceptación de los términos

Este apartado hace referencia a los puntos bajo los que se desarrolla el objeto del contrato, es decir, como se lleva a la práctica el acuerdo. Debe quedar claro el entendimiento y aceptación de dichos términos por parte de ambas partes.

Consideración

Esta parte se refiere al valor que reciben cada una de las partes en virtud del contrato. Lo explicaremos con un ejemplo: La parte A contrata a la parte B para la creación de una página web. Una vez terminada la página web, A le paga a B. Así, A recibe una página web y B una compensación económica por su trabajo.


Ya sabemos que un contrato verbal es perfectamente válido legalmente, igual que un contrato escrito, pero ahora viene la parte complicada. ¿Cómo determinamos la validez del contrato verbal? ¿Cómo demostramos su existencia en caso de haber conflicto entre las partes?


Vamos a responder a la primera pregunta. La validez de un contrato verbal se puede demostrar a través de hechos o actos concluyentes. Con todo, la ley estipula algunos casos en los que el contrato debe realizarse obligatoriamente de forma escrita y ante notario. Ejemplo: creación, modificación o extinción de derechos reales sobre bienes inmuebles.


Pero, ¿qué hacemos en caso de conflicto? La demostración de un contrato verbal es complicada. Puede que una de las partes niegue la celebración del contrato, puede que ambas partes reconozcan la celebración del contrato pero no estén de acuerdo con los términos. ¿Cómo solucionarlo? Algunas opciones:

Aportar testigos

La legislación española admite los testigos como prueba. Así, se puede demostrar que el contrato existe si ha habido uno o más testigos presentes en el momento de la celebración.

Actos

Se pueden aportar actos anteriores, posteriores o simultáneos al contrato que muestre la intención de ambas partes de realizar el contrato.

Hechos y acontecimiento. Algún hecho que pueda demostrar que el contrato se llevo a cabo.

Documentación

La existencia de facturas, correos electrónicos, recibos u otra documentación relacionada puede demostrar que realmente se llevo a cabo la celebración del contrato verbal.


La mejor opción es cubrirse las espaldas con un contrato escrito. Con todo, si se realiza el contrato verbal hay que prevenir un posible desacuerdo entre las partes siguiendo las recomendaciones que os hemos proporcionado en el texto.

Los costes de ser autónomo

Los costes de ser autónomo

Si ya eres autónomo o estás valorando la opción de serlo este ebook te ayudará a conocer cuáles son los costes económicos y emocionales.

/ 1 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

Páginas Amarillas España - Páginas Amarillas online
© hibu Connect, S.A.U. Todos los derechos reservados.