Principales requisitos para optar a un contrato indefinido bonificado

28 octubre
981
Principales requisitos para optar a un contrato indefinido bonificado
/ 1 voto

El contrato indefinido bonificado es aquel cuyo objetivo es favorecer la colocación de carácter estable de aquellos trabajadores que se encuentren en situación de desempleo o de aquellos que hayan permanecido durante un largo periodo de tiempo con un contrato de carácter temporal y necesiten mejorar sus condiciones laborales.

En este sentido, para animar a los empresarios a que lleven a cabo este tipo de contratos, la Administración pública de nuestro país fomenta el empleo indefinido de los trabajadores españoles con la aplicación de una serie de bonificaciones y una serie de medidas concretas muy favorables. Sin embargo, los trabajadores que opten a estos contratos bonificados tendrán que cumplir una serie de requisitos específicos.


Principales contratos bonificados de carácter indefinido


En España, existen una serie de contratos indefinidos que pueden ser bonificados. En la actualidad, los más destacados que se encuentran en vigencia son los siguientes:


    • Contrato de trabajo indefinido para mujeres desempleadas o que se encuentren con un acuerdo laboral a tiempo parcial, siempre que su jornada sea inferior a la de un trabajador a tiempo completo.
    • Contrato de trabajo indefinido para jóvenes entre 16 y 30 años.
    • Contrato de trabajo indefinido para trabajadores de más de 45 años.
    • Contrato de trabajo indefinido para desempleados que permanezcan en esta situación durante un periodo de 6 meses o superior.
    • Contrato de trabajo fijo discontinuo.
    • Contrato de trabajo indefinido para personas desempleadas que tengan responsabilidades y cargas familiares.
    • Contrato de trabajo indefinido para el primer empleado que haya sido contratado por un trabajador autónomo.


Requisitos de un contrato indefinido bonificado


Como sucede en cualquier relación contractual, existen una serie de premisas o requisitos que se deben cumplir para poder optar a la consecución de un contrato indefinido, que además se encuentre dotado de bonificaciones para la empresa que contrata al trabajador. Son los siguientes:

  • Respecto a la duración del contrato, tendrá que ser de carácter indefinido, nunca un acuerdo temporal entre empresa y trabajador.
  • El contrato debe realizarse por escrito, utilizando el modelo específico para esta situación indefinida y bonificada. Si se finaliza el contrato por causas objetivas y el despido es considerado improcedente, el trabajador tendrá derecho a una indemnización de 33 días de salario por año trabajado.
  • En el caso de que se establezca un periodo de prueba, la duración máxima de este debe estar regulada mediante convenio colectivo. Si no es así, no puede superar los 6 meses para los trabajadores titulados, ni 2 meses para el resto de empleados que no cuenten con formación superior. Sin embargo, existen algunas excepciones, ya que en este segundo caso, el periodo de prueba se puede alargar hasta los 3 meses en aquellas PYMES que tengan menos de 25 empleados en total.
  • En cuanto a las bonificaciones, existen una serie de ventajas tanto para la empresa como el trabajador. Generalmente, los incentivos tienen que ver con bonificaciones sobre la cuota por contingencias comunes:

a) Para que la empresa pueda beneficiarse de las bonificaciones por la firma de un contrato de trabajo indefinido, no tiene que haber realizado ningún despido por causas objetivas ni un despido de carácter colectivo en los doce meses anteriores a la firma del contrato.

b) En el caso de los trabajadores, para poder acogerse a las bonificaciones, tendrán que ser mujeres desempleadas, en una franja de edad entre 16 y 45 años, o mujeres que vayan a ser contratadas en profesiones o desempeños laborales en los que exista un índice más bajo de empleo femenino. También se incluyen en este grupo a los desempleados, varones incluidos, que lleven en paro más de 6 meses, los mayores de 45 años, los desempleados que reciben prestaciones o subsidios a los que les quede un año o más de percepción y finalmente, también las mujeres que se encuentren paro y que sean contratadas en los 24 meses siguientes tras haber dado a luz.

Tipos de contrato de trabajo: ¿Cuándo deberías utilizar cada uno de ellos?

Tipos de contrato de trabajo: ¿Cuándo deberías utilizar cada uno de ellos?

Un contrato laboral es un documento donde se refleja el acuerdo entre la empresa y el trabajador y en el que se fijan una serie de servicios prestados

/ 1 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

Páginas Amarillas España - Páginas Amarillas online
© hibu Connect, S.A.U. Todos los derechos reservados.