¿En qué consisten los créditos refaccionarios?

18 agosto
688
¿En qué consisten los créditos refaccionarios?
/ 1 voto

Llega un día en la vida de toda empresa en el que surge la necesidad de hacer una importante inversión. Esto puede suceder al inicio de la actividad, cuando tienes que comprar material para realizarla o adquirir instalaciones donde llevarla a cabo. Otro momento decisivo es cuando la inversión inicial ya se ha rentabilizado y amortizado, y hay que renovar maquinaria y utensilios para poder seguir trabajando de manera óptima.


Como puedes suponer, estas dos circunstancias, que son muy habituales, forman parte de un conjunto de situaciones más amplio en las que el factor común es uno: la acuciante necesidad de financiación. En estos casos se suele hablar de sumas grandes de dinero, algo que no se puede conseguir de la noche a la mañana y mucho menos sin presentar garantías o avales.


Entonces, ¿cómo se puede acceder a estas sumas elevadas de dinero? La respuesta se encuentra en los créditos refaccionarios.


¿Qué es un crédito refaccionario?

El término crédito refaccionario hace alusión a un tema complejo que no todo el mundo comprende. Un crédito refaccionario es, como su nombre indica, un crédito cuya particularidad radica en que su beneficiario se compromete a invertir todo lo recibido en bienes muebles e inmuebles necesarios para el desarrollo de la actividad. Es decir, si decides solicitar un crédito refaccionario, tendrás que destinar íntegramente el dinero a la compra o rehabilitación del lugar de trabajo, el material que necesites para desarrollar tus actividades y todos aquellos productos que estén íntimamente ligados con la realización de tus tareas laborales.


Un crédito refaccionario puede solicitarse también en caso de que tengas deudas, pero deberás especificar en este caso la causa por la que se ha contraído dicha deuda:

  • La primera opción es que sean adeudos fiscales. Si son de este tipo, estos tienen que estar directamente relacionados con la empresa del acreditado.

  • La otra opción es que los adeudos sean por compra de materiales, gastos de explotación…, es decir, por todo lo necesario para llevar a cabo el negocio con normalidad. En este caso se exige que la deuda contraída sea menor de un año para poder acceder al crédito refaccionario.


Este tipo de crédito está abierto a los sectores industriales y comerciales, pero sobre todo al sector agroindustrial.


Para saber más del crédito refaccionario

Una vez entendido en qué consiste este tipo de créditos, es momento de que ahondemos un poco más en el tema y conozcas sus particularidades.


Uno de los puntos más importantes es la garantía de estos créditos. En este caso la garantía la puedes encontrar en aquello para lo que se va a usar el crédito, es decir, la garantía puede ser la finca, el local, los instrumentos, el mobiliario…. Todo esto es lo que puede agregarse a la garantía e hipotecarse por si no se puede hacer frente al pago.


Por norma general, el crédito refaccionario se suele conceder a un máximo de 15 años y su devolución se tiene que pactar, siempre y cuando se respete la norma de que hay que realizar una amortización al menos una vez al año.

Plantillas que necesitas para desarrollar tu actividad económica

Plantillas que necesitas para desarrollar tu actividad económica

Mejora tu gestión empresarial con estas plantillas gratuitas.

/ 1 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

Páginas Amarillas España - Páginas Amarillas online
© hibu Connect, S.A.U. Todos los derechos reservados.