Tipos de créditos documentarios: ¡descúbrelos!

06 noviembre
866
Tipos de créditos documentarios: ¡descúbrelos!
/ 0 votos

Los créditos documentarios son instrumentos de pago que funcionan de manera independiente del contrato que regula la compra-venta de bienes o servicios. De hecho, estos quedan moderados por las Reglas y Usos Uniformes relativos a los créditos documentarios-UCP 600 de la ICC (International Chamber of Commerce). Para evitar un nombre tan complejo y difícil de pronunciar, se suele hacer referencia a esta normativa como Brochure 600.


Pero ¿te conviene utilizar créditos documentarios como instrumentos de pago o que tus clientes los utilicen? En realidad, sí, porque utilizarlos ofrece una mayor seguridad en el cobro de la cantidad que se haya pactado. Al ser independientes del contrato de compra-venta, lo que queda asegurado en los créditos documentarios es el importe que se señala en ellos y no el total de la operación que se vaya a realizar. Hay que considerar que este instrumento está incluido dentro del concepto de herramientas de pago. Lo son también las transferencias y las órdenes de pago, bastante más conocidas.



Tipos de créditos documentarios


  • Doméstico: El beneficiario del capital del crédito documentario es local y no se requiere que intervenga otra institución financiera. Se trata de una relación triangular entre el que recibe el crédito, el que lo ordena y el banco.
  • Contra pago: Con esta fórmula de crédito documentario el banco que lo emite se compromete a pagar en plazo a su beneficiario. El plazo puede regularse como pago a la vista, que resulta casi inmediato, o pago al vencimiento, que impone una fecha final para el cobro.
  • Contra aceptación: El crédito no está disponible hasta que se presentan los documentos necesarios y se establece una letra de cambio liberada a plazo por un banco. Esta entidad puede ser la misma que la del emisor.
  • Contra negociación: Es una figura similar a la anterior, pero algo más compleja. El banco negociador compra para el emisor de dicho crédito los derechos del beneficiario sobre dicha cantidad.
  • Revocables o irrevocables: Aunque por definición el crédito documentario es irrevocable y, por eso, se considera uno de los instrumentos de pago más seguros, puede emitirse uno específico en el que se considere la revocabilidad en determinadas circunstancias.
  • Comerciales o financieras: La diferencia entre estos dos tipos de créditos documentarios radica únicamente en el uso para el que se emiten. En el caso de operaciones de compra-venta son siempre créditos comerciales.
  • Nominativas o negociables: Este crédito documentario distingue entre aquellas operaciones que se deben hacer en un único banco o que pueden ser negociadas libremente. Si no se especifica, se trata de créditos negociables.


Como ves, existen varios tipos de créditos documentarios, aunque en realidad la clasificación se basa en una definición de los usos que se pueden hacer de ellos. En caso de que tengas dudas sobre aceptar o no esta fórmula de pago, debes saber que es completamente segura y que, en caso de que quieras alguna tipología específica, debes negociarlo directamente con la contraparte. Generalmente, se suele llegar fácilmente a acuerdos sobre este aspecto, pero podrías encontrarte con algunas dificultades añadidas por las propias entidades con las que se trabaja.


¿Has utilizado alguna vez un crédito documentario para pagar o cobrar tus operaciones comerciales?

Los costes de ser autónomo

Los costes de ser autónomo

Si ya eres autónomo o estás valorando la opción de serlo este ebook te ayudará a conocer cuáles son los costes económicos y emocionales.

/ 0 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

Páginas Amarillas España - Páginas Amarillas online
© hibu Connect, S.A.U. Todos los derechos reservados.