Por qué nunca debes dejar de lado el marketing offline

07 octubre
1366
Por qué nunca debes dejar de lado el marketing offline
/ 1 voto

En la actualidad, al hablar de marketing parece que únicamente existe el marketing online y que el marketing offline ha desparecido. Redes sociales, creación de contenido, inbound marketing, posicionamiento SEO, creación de páginas web, AdWords… son algunas de las estrategias online por las que toda empresa opta para darse a conocer y atraer a los usuarios.


Todos tenemos claro que las estrategias de marketing online son más económicas y asequibles para la gran mayoría de las empresas, pero no hay que caer en la equivocación de pensar que marketing es un claro sinónimo de marketing online.


Existen dos tipos de marketing: el marketing online y el marketing offline, y es un grave error menospreciar a uno de los dos. Aunque ambos son muy necesarios, el marketing offline ha resultado perjudicado por la creencia de que está anticuado, que no atrae usuarios y que no genera ventas. Esta creencia es falsa, ya que el marketing offline sigue siendo tan importante y necesario como hace años.


La importancia de crear una estrategia integrada

No vamos a seguir insistiendo en la importancia de invertir en marketing online, pues damos por hecho que ya la conoces. Sin embargo, sí queremos hacer hincapié en la conveniencia de invertir en marketing offline y crear una estrategia única que contemple ambas posibilidades.


Cuando hablamos de invertir en marketing offline, las opciones que tenemos a nuestro alcance son muchas: televisión y radio son dos clásicos de la comunicación offline para grandes masas, pero no son las únicas opciones. Los folletos, la cartelería, los anuncios impresos, el buzoneo, las notas de prensa… son otras que tienes si te decantas por utilizar una estrategia de marketing offline.


Son muchas y muy diversas las razones por las que es conveniente invertir en marketing offline:


  • Pese a que la gran mayoría de los usuarios se encuentran en la red, todavía hay un público que no utiliza Internet, por lo que no tiene acceso a las páginas web ni a las redes sociales, de modo que, si no realizas actividades de comunicación offline, estarás dando por perdidos a estos potenciales clientes.

  • Es una buena manera de dirigirse a una gran cantidad de público de manera indiscriminada; por ejemplo, un anuncio en la televisión generará una gran cantidad de impactos.

  • Pese a esa falta de discriminación del público, la posibilidad de segmentación es elevada. Bien es cierto que radio y televisión se consideran medios masivos, pero la aparición de canales temáticos y programas especializados es muy útil para segmentar el público que verá lo que anuncies. Además de esto, los canales y emisoras locales te pueden ayudar a hacer una buena segmentación geográfica.

  • Televisión, radio y cine se asocian a tranquilidad y tiempo libre, a momentos en los que los usuarios están más receptivos. Por esta circunstancia, realizar comunicaciones en los medios tradicionales relacionados con el ocio es muy recomendable y posee un elevado ROI (siglas en inglés de retorno sobre la inversión).

  • En el caso de, por ejemplo, la comunicación en cine, el nivel de competencia por sesión es muy bajo, ya que se emiten pocos anuncios.

  • Te puede ayudar a llegar a todas las casas de la zona que te interesa. Esto por ejemplo es muy útil si tienes un comercio local cuya venta se centra en los vecinos del pueblo. En este caso, el marketing offline te ayudará a darte a conocer solo en la zona que necesitas.

  • Puede ser realmente económico, además de muy efectivo, si decides realizar campañas a nivel local: buzoneo, publicidad del local en vallas, inserciones publicitarias en los medios locales...

  • Otro claro de ejemplo del funcionamiento del marketing offline se puede ver en el uso de las guías impresas. Las guías impresas en un tipo de publicidad offline que es de mucha utilidad para todos aquelles negocios que tienen carácter de local. Al ser repartidas en ámbitos geográficos concretos, uno, te de la posibilidad de segmentar muy bien por zonas y dos, te da la posibilidad de anunicarte a tus usuarios cercanos con un desembolso económico apto para todo tipo de empresas.


Estas son algunas de las razones por las que el marketing offline es necesario. Pues bien, ahora toca hablar de por qué es importante crear una estrategia conjunta.


En la actualidad, la posibilidad de realizar búsquedas es instantánea, y eso ha propiciado que muchos consumidores que ven un negocio o actividad offline vayan enseguida a corroborarlo de forma online. Este hecho es más común de lo que parece. Si el consumidor ve un tono, un lenguaje, unas ofertas, etc. diferentes en ambos ámbitos, lo más probable es que se sienta confundido y no sepa qué creer, con lo que desistirá de su búsqueda. Esa falta de coordinación transmite una imagen negativa a los clientes, y eso a la larga supone la pérdida de ventas.


Al fin y al cabo, los objetivos finales de una empresa se reducen a vender más, conseguir más clientes y fidelizar a los existentes. Pues bien, esos tres objetivos se pueden lograr tanto con el marketing online como con el marketing offline, por lo que lo ideal es que ambas estrategias vayan en la misma dirección y aúnen fuerzas, aunque esto en ocasiones se convierte en una tarea difícil de realizar si los responsables de cada uno de los ámbitos se rigen por creencias y fines diferentes.


Trata de elaborar un plan de marketing que combine acciones de marketing offline y online; así podrás beneficiarte de todo lo bueno que ofrece cada uno de ellos. Podrás llegar a tu público objetivo y, lo que es todavía mejor, tu estrategia global de marketing saldrá beneficiada, reforzada y respaldada por el público y por tus clientes.



Acciones para integrar el marketing offline y el marketing online

Como ya hemos comentado, son muchas las ventajas de integrar las campañas offline y online. Una vez en este punto, ¿qué opciones existen para integrar las dos estrategias? En este caso, las opciones son múltiples, tanto como puedas imaginar.


Un claro ejemplo de cómo utilizar medios offline y online en beneficio de la empresa es una tienda que vende de forma física y online. En este caso, muchas de las estrategias de estos establecimientos pasan por trasladar su clientela habitual al ámbito online. ¿Cómo? Por ejemplo, mediante la cartelería. Este es un medio de comunicación offline donde en muchas ocasiones se pide a los usuarios que sigan a la empresa en redes sociales o se incluye un código QR para llevar tráfico a la web. De esta forma, se consigue aunar el mundo online y el offline.


Los descuentos adquiridos en tienda para comprar por Internet, o viceversa, son otro modo de integración entre el marketing offline y online. En cualquier caso, como acabamos de decirte, las opciones aquí son tan variadas como tú quieras.


Marketing directo

Impacta a tu público objetivo con los formatos más sorprendentes, aprovéchate de la a distribución más efectiva gracias a la confianza y garantía de Páginas Amarillas

/ 1 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

Páginas Amarillas España - Páginas Amarillas online
© hibu Connect, S.A.U. Todos los derechos reservados.