¿Puede el marketing relacional ayudar a la fidelización?

21 diciembre
1266
¿Puede el marketing relacional ayudar a la fidelización?
/ 0 votos

Tener una gran cantidad de clientes es uno de los objetivos que todo empresario se marca pero, pese a que sea un objetivo muy válido, no hay que perder de vista que a la par que se captan clientes hay que ir fidelizando a los que ya se tienen.


La fidelización de clientes debería ser uno de los ejes principales en cualquier plan empresarial, principalmente por dos motivos: el primero de ellos es para contar con una clientela fija que te ayude a sobrellevar las ventas cotidianas de tu negocio y el segundo porque ya sabes lo que dicen, que cliente satisfecho vale por dos, con lo que si fidelizas a tu cliente lo más seguro es que actúe como prescriptor de la marca y te recomiende a su círculo de amistades y familiares, por lo que al final acabarás captando más clientes.


Por todo eso es importante que empieces hoy mismo a implementar estrategias que te ayuden a fidelizar a tus clientes, pero ¿cómo? Te damos una idea: con el marketing relacional.


El marketing relacional y su implicación con los clientes

Si vas a optar por fidelizar a tu clientela, tienes que hacerlo de una manera eficiente y que te ayude a construir una relación cliente-empresa fuerte, estable y duradera. Para todo ello el marketing relacional puede ser la solución.


El marketing relacional es una técnica de marketing que basa todo su esfuerzo en establecer una buena relación con el cliente. Por ello, utilizar el marketing relacional en tu estrategia de fidelización es garantía de éxito.


El marketing relacional tiene como objetivo satisfacer las necesidades de cada cliente en particular, es decir, se basa en saber qué necesita cada cliente para hacerle una oferta que se adapte perfectamente a sus necesidades.


Al ser un marketing basado en el estudio y la individualización de las ofertas, alcanza un elevado grado de éxito cuando lo que se quiere es fidelizar a un cliente. Esto se debe, por una parte, a que el cliente se siente valorado por la compañía, ya que esta estudia sus necesidades y se propone satisfacerlas; y, por otra parte, a que las ofertas que le llegan al cliente están personalizadas según sus gustos, hecho que no va a encontrar si se va a la competencia.


Cómo aplicar el marketing relacional en un proceso de fidelización


Para que puedas aplicar el marketing relacional en un proceso de fidelización de clientes tienes que seguir estos pasos:


  1. Ofrecer incentivos genéricos. Debes contar con un programa de incentivos genéricos para captar a los clientes y obtener así más información de ellos con el fin de pasar a la siguiente fase de personalización. Estos incentivos genéricos deben ser llamativos y asumibles por la empresa.

  2. Pasar a la fase de investigación. Tienes que saber qué compra tu cliente, qué necesidades tiene, cómo es su núcleo familiar, qué intereses y aficiones tiene, si tiene predilección por alguna marca o producto en concreto… En resumidas cuentas, debes hacer una radiografía de la cesta de la compra del cliente y de sus hábitos para saber cómo puedes ayudarle.

  3. Ofrecer incentivos personalizados. Cuando ya has logrado atraer a los clientes llega el momento de poner en marcha todo el estudio que has hecho. Ahora te centrarás en personalizar la comunicación hacia tus clientes y, por supuesto, las ofertas que vas a presentarles. Cada uno tiene unos gustos y necesidades diferentes, con lo es fundamental acertar en la elección de las ofertas que vas a hacerles para conseguir fidelizarlos.


Piensa que las estrategias de marketing relacional dan resultado a largo plazo, con lo que si las llevas a cabo correctamente conseguirás establecer relaciones exitosas y duraderas con tus clientes.


30 ideas para aumentar las ventas de tu negocio

30 ideas para aumentar las ventas de tu negocio

Descubre cómo traer más clientes a tu negocio

/ 0 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

Páginas Amarillas España - Páginas Amarillas online
© hibu Connect, S.A.U. Todos los derechos reservados.