Tipos de asientos contables y cómo usarlos correctamente

02 noviembre
1246
Tipos de asientos contables y cómo usarlos correctamente
/ 0 votos

Los asientos contables son una herramienta básica para poder efectuar correctamente los registros de la actividad de tu negocio y llevar al día el libro diario de compras y ventas. Se trata de un término que hace referencia a cada una de las anotaciones o registros que se llevan a cabo en el libro de contabilidad. Sin embargo, existen varios tipos de asientos contables que debes conocer para tener todas tus cuentas en orden y no sufrir ningún inconveniente a la hora de presentar declaraciones de impuestos o ante posibles inspecciones de Hacienda.



Tipos de asientos contables



Aunque se denominan asientos contables todas las anotaciones que se hacen en el libro de contabilidad, existen varios tipos distintos, que se clasifican en dos grandes grupos: asientos según el fondo y asientos según la forma. Mientras que los asientos contables según el fondo recogen o cierran la situación financiera de la empresa en un ejercicio fiscal, los asientos por la forma permiten identificar el número de cuentas que intervienen en una transacción. A continuación te explicamos las subclasificaciones en las que se dividen ambos.


Asientos contables según su fondo


Los asientos contables según su fondo pueden ser de hasta cuatro tipos, aunque en la práctica cumplen dos funciones básicas. La primera de ellas es la de registrar la actividad diaria y ajustar aquellos errores que se detecten. La segunda corresponde al cierre de cuentas al finalizar el ejercicio fiscal.


  • Asientos operativos: Son aquellos que recogen todas las operaciones que se han llevado a cabo en una empresa a lo largo de un año fiscal. Se ordenan cronológicamente.
  • Asientos de ajuste: Se trata de aquellas anotaciones que se realizan al final del ejercicio incorporando operaciones o desviaciones pendientes para que la contabilidad refleje la verdadera situación económico-financiera y patrimonial de la empresa.
  • Asientos de regularización: Se refieren a las anotaciones que permiten cerrar y saldar cuentas y trasladar el resultado de gastos e ingresos al libro de resultados del ejercicio.
  • Asientos de cierre: Son similares a los anteriores, pero en este caso cierran todas las cuentas con saldo en el ejercicio para finalizar la contabilidad anual. Es un registro meramente formal.


Asientos contables según su forma


  • Asientos simples: Estos asientos registran actividad en dos cuentas, una de cargo y otra de abono. Se registran con ellos los comprobantes de diario.
  • Asientos compuestos: Son idénticos a los anteriores pero, para que sean considerados compuestos, las anotaciones deben obligatoriamente incluir más de dos cuentas de cargo o abono sin límite máximo.


Aunque entender a fondo los asientos contables puede resultar bastante complejo, sobre todo si no estás demasiado familiarizado con los términos de contabilidad, en la práctica la mayoría de los programas existentes para facilitarte las cuentas diarias de tu negocio simplifican todas estas acciones y te permiten seleccionar cada uno de ellos eligiendo entre las opciones de una lista desplegable. Las aplicaciones hacen el resto del trabajo por ti. Por ello, lo más importante es conocer el tipo de asiento que debes anotar para no cometer errores u omisiones que acaben por dañar la contabilidad de tu negocio. ¿Has tenido alguna vez problemas identificando los registros del libro de contabilidad de tu empresa?

Plantillas que necesitas para desarrollar tu actividad económica

Plantillas que necesitas para desarrollar tu actividad económica

Mejora tu gestión empresarial con estas plantillas gratuitas.

/ 0 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

Páginas Amarillas España - Páginas Amarillas online
© hibu Connect, S.A.U. Todos los derechos reservados.