PRL: consejos de ergonomía frente al ordenador

17 noviembre
1089
PRL: consejos de ergonomía frente al ordenador
/ 0 votos

El 99% de las veces que escuchamos las palabras “siniestralidad laboral”, automáticamente, nuestra mente reproduce imágenes de grúas, excavadoras y obras, pero, como ya hemos mencionado alguna vez, los riesgos laborales no son exclusivos de los negocios dedicados a la construcción. Además, no siempre tienen que ver con la rotura de un arnés o la caída de un ladrillo, sino que, también son riesgos laborales para ti y tus empleados, muebles con esquinas puntiagudas, material de oficina punzante, suelos resbaladizos o aquellos relacionados con la ergonomía, es decir, la postura del cuerpo.

Del mismo modo que los animales domésticos necesitan salir cada cierto tiempo de nuestras casas y pasear por un parque, el cuerpo humano necesita moverse continuamente porque para eso fue diseñado. Sin embargo, si tu PYME requiere que tu personal pase toda o la mayor parte de su jornada laboral sentado frente a una pantalla, resulta necesario que te tomes muy en serio la ergonomía frente al ordenador.

La ergonomía te puede cambiar la vida


Deja, por un momento, todo lo que tienes que hacer y reflexiona sobre cuántas veces al día te llevas las manos a los lumbares, cuello, omóplatos o sienes (o ves hacerlo a tus empleados). Son unas cuantas, ¿verdad? Ahora te pedimos ir un poco más allá y localizar cuántos días sales de la oficina con el cuerpo ligeramente agarrotado, la cabeza embotada y, también, los instantes de ocio en los que sientes dolores o molestias musculares y/o articulares sin saber muy bien a qué se deben. Pues sentimos decirte que estos padecimientos están provocados por tu postura frente al ordenador.

Pero como casi todo en la vida, estos problemas tienen solución. En este caso, mediante la ergonomía al usar el ordenador. Según la Asociación Internacional de Ergonomía, esta palabra hace referencia al compendio de conocimientos científicos aplicados para que el trabajo, los sistemas, productos y ambientes se adapten a las capacidades y limitaciones físicas y mentales de los trabajadores. De esta manera, se potencian la seguridad, el bienestar y, también, la productividad, ya que previene las bajas laborales por motivos posturales.

Recomendaciones de ergonomía frente al ordenador


    • Apoya los pies de forma plana en el suelo y fíjate en que tus piernas formen un ángulo de 90º.

    • Asegúrate de que la espalda esté recta y perfectamente ajustada en el respaldo del asiento. Para lograrlo, es vital que tomes conciencia de la posición de tus hombros. Normalmente, los subimos de forma inconsciente, pero para que tu espalda y cuello no sufran deben estar relajados. Asimismo, para que toda la espalda esté recta, tu tronco tiene que formar un ángulo de 90º con tus muslos.

    • Previene las tendiditis en las muñecas con mesas que permitan a tus trabajadores mantener los brazos y las muñecas rectas (o prácticamente), mientras manipulan el ordenador y escriben con el teclado. Asimismo, coloca el teclado de tal manera que esa postura de los brazos provoque que las manos toquen la zona central del mismo y huye, siempre que te sea posible, de los teclados inclinados, puesto que impiden que se mantengan las muñecas rectas.

    • Aunque la inmensa mayoría de las mesas de oficina tengan una altura de 70 cm, en realidad, resultan mucho mejores, ergonómicamente hablando, si se quedan en torno a los 65 cm.

    • La pantalla del ordenador debe situarse a unos 50-65 cm de la persona y alineada con el teclado, para evitar giros en la columna. Además, los ojos tienen que situarse ligeramente por encima de la altura de la pantalla, que debe contar con una inclinación de 10-20º.

    • Por mucho que regules el brillo de tus pantallas o la luz de la habitación para que no te den reflejo, resulta muy importante que, cada hora, te tomes un descanso y que, cada 20 minutos, apartes ligeramente las vista del ordenador.

    • Adquiere asientos de altura regulable para que tus trabajadores puedan seguir todas las pautas citadas, sin que su altura particular sea un impedimento.


Como ves, los esfuerzos para prevenir las bajas por lesiones musculares o articulares no son nada comparado con los que tendrás que hacer, si tu personal comienza a cogerse bajas laborales por estos motivos. Garantizar la salud de tus empleados, favorece su motivación y la productividad. Por tanto, ¿a qué esperas para convertirte en un referente de la ergonomía frente al ordenador?

Los costes de ser autónomo

Los costes de ser autónomo

Si ya eres autónomo o estás valorando la opción de serlo este ebook te ayudará a conocer cuáles son los costes económicos y emocionales.

/ 0 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

Páginas Amarillas España - Páginas Amarillas online
© hibu Connect, S.A.U. Todos los derechos reservados.