Tipos de riesgos laborales: los riesgos ergonómicos

05 octubre
1144
Tipos de riesgos laborales: los riesgos ergonómicos
/ 0 votos

La siniestralidad laboral se ha reducido considerablemente en los últimos años gracias a la implantación de una normativa más estricta, que obliga a empresas y a profesionales a garantizar la seguridad propia y la de sus empleados. Sin embargo, cuando hablamos de riesgos laborales, es importante destacar que no se producen situaciones en las que se pone en peligro la salud del que trabaja únicamente en obras. De hecho, existe una amplia clasificación de los distintos tipos de riesgos laborales existentes que va mucho más allá.


Uno de los riesgos laborales menos conocidos en general por pymes y autónomos son los riesgos laborales relacionados con la ergonomía. El cuerpo humano está diseñado para mantenerse en continuo movimiento. Sin embargo, el trabajo en oficinas y en comercios lo impide casi por completo, obligando a mantener una única postura durante horas. Si no se toman los descansos oportunos y se garantiza el mobiliario adecuado, la salud postural estará en riesgo, y pueden producirse situaciones nada deseables. De hecho, las bajas laborales por problemas relacionados con la espalda a causa de la falta de prevención están en alza.



Riesgos laborales ergonómicos: la importancia para autonómos y pymes


Aunque existen pymes y autónomos que se dedican a las actividades relacionadas con la construcción, el montaje y otros oficios en los que las medidas de prevención laboral son más conocidas, los propietarios de comercios y oficinas no son tan conscientes de la importancia que tiene esta materia. Los que se dedican a estas actividades forman parte, en su mayoría, del colectivo de los profesionales freelance y pequeñas empresas. Por lo tanto, es a este colectivo a quien más le interesa conocer la normativa actual para poder cumplirla y, sobre todo, para prevenir enfermedades y malestar que impidan a los empleados obtener la máxima productividad en el trabajo.


La normativa actual


La actual normativa relacionada con los riesgos laborales distingue muy bien entre todos los tipos de riesgos que se deben cubrir por parte de las empresas. Sin embargo, las leyes son más exigentes con autónomos y pymes que tienen empleados a su cargo. Es precisamente a ellos a quienes se les exige que impartan formación relacionada con la prevención según el sector al que pertenecen. Además, es obligatorio contar con un plan de prevención y un análisis de riesgos que plantee soluciones específicas, además de garantizar que se cumplen las condiciones para proteger la salud de todo el personal de la empresa.


La actual Ley de Prevención de Riesgos Laborales no afecta a los autónomos que no tienen asalariados a su cargo, por lo que aquellos no deben cumplir ninguna norma específica. Sin embargo, sí sería conveniente que lo hiciesen para prevenir problemas con su salud. Si tienes en cuenta que eres tú solo el único que trabajas en tu actividad, una baja médica por problemas en la espalda al no haber cuidado correctamente tu postura o por no haber respetado los tiempos necesarios de descanso no será positiva para los rendimientos de tu negocio.


Cómo garantizar una buena salud ergonómica


Si ya tienes claro que la prevención de riesgos laborales de tipo ergonómico es fundamental para la productividad y el rendimiento de tu empresa, así como para tu salud y la de tus empleados, ¿qué puedes hacer para asegurarte de que todos tienen una buena salud ergonómica?

  1. Asegúrate de que las sillas que se utilizan, en el caso de que tu trabajo se desarrolle en una oficina, sean de buena calidad y tengan respaldos y asientos adecuados. Elegir aquellas que tienen la etiqueta de “producto ergonómico” es siempre un acierto aunque la inversión sea mayor.
  2. El mobiliario general de la oficina debe adaptarse a esas sillas de manera que no se fuercen los brazos para alcanzar las mesas. A veces sí se cuenta con los asientos adecuados, pero no se consideran otros aspectos que anularían todos los elementos positivos de las sillas ergonómicas.
  3. Si gestionas un comercio y pasas demasiado tiempo de pie, debes asegurarte de que cumples con los tiempos de descanso necesarios y que, además, cuentas con el mobiliario necesario para ello. Si en tu tienda aún no tienes una silla, butaca o asiento para descansar, quizás es buen momento para comprar uno.
  4. El descanso es productividad. Para muchos autónomos y pymes descansar significa perder dinero. La realidad demuestra que esto es un error, pues les obliga en la mayoría de los casos a dar mucho más de lo que realmente pueden dar de sí mismos. Esto crea situaciones de tensión que pueden terminar con una baja laboral por molestias musculares, lo que sí supondrá una pérdida de dinero.
  5. Conocer las posturas adecuadas. La formación es clave para prevenir los riesgos laborales, y en el caso de los riesgos ergonómicos, por ser poco conocidos, mucho más. Formarte a ti mismo y a tu plantilla implica invertir en salud y en productividad para tu negocio. Si todavía no has hecho ningún curso relacionado con esta cuestión, deberías plantearte hacerlo para entender cuáles son las posturas más adecuadas para poder trabajar mucho tiempo sentado o de pie.

Beneficios fiscales


Más interesante todavía es que se haya propuesto desde las distintas asociaciones empresariales que la baja siniestralidad laboral venga acompañada de una rebaja en las cotizaciones sociales que las empresas pagan a la Seguridad Social. La idea permitiría una bonificación de hasta el 10 % en los pagos relativos a las cotizaciones de contingencias profesionales, que son las que cubren las bajas laborales relacionadas con enfermedades del trabajo. En principio, las negociaciones parecen ir bien encaminadas y las pymes que quieran acogerse al proyecto podrían hacerlo, siempre y cuando presenten bajos niveles de siniestralidad y que esta se vea reducida año tras año. Durante el primer período, el porcentaje de reducción sería del 5 % y pasaría al 10 % si el siguiente año se mantienen las condiciones.

La norma está todavía en proceso de discusión. Sin embargo, resulta muy estimulante incentivar que las empresas se preocupen por aspectos relacionados con los riesgos laborales en clave positiva en lugar de hacerlo del modo contrario. ¿Crees que tu pyme cumpliría los requisitos de baja siniestralidad en caso de que la propuesta empresarial se convirtiese en un incentivo real?

Los costes de ser autónomo

Los costes de ser autónomo

Si ya eres autónomo o estás valorando la opción de serlo este ebook te ayudará a conocer cuáles son los costes económicos y emocionales.

/ 0 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

Páginas Amarillas España - Páginas Amarillas online
© hibu Connect, S.A.U. Todos los derechos reservados.