Redes sociales: lo que más molesta a los consumidores

25 mayo
1053
Redes sociales: lo que más molesta a los consumidores
/ 0 votos

Las redes sociales se han convertido en un espacio habitual para todos nosotros. El que más y el que menos tiene algún perfil en Facebook, Twitter, Instagram o LinkedIn. El social media es un nuevo espacio de convivencia y, como en todo espacio de convivencia, se generan fricciones. No es ningún secreto que la publicidad forma parte de los modelos de financiación de las plataformas sociales más conocidas, y los esfuerzos estratégicos de plataformas como Facebook están caminando cada vez más hacia esa vía.


Pero, ¿qué percepción tienen los usuarios de los formatos publicitarios en las redes sociales? ¿Cómo se mantiene esta relación?


En el mundo off line, la publicidad sigue siendo para muchos el eterno espacio de diez o más minutos que corta el capítulo de nuestra serie favorita justo antes de llegar al clímax. En la red esta percepción es similar. Pero vamos con datos. La World Federation of Advertisers (WFA) en colaboración con We Are Social, una agencia de marketing y comunicación online, ha impulsado una investigación para conocer en detalle y con datos sólidos cuáles son los aspectos que más molestan a los usuarios de la publicidad en las redes sociales.


Los siete pecados que la publicidad debería evitar


El estudio, basado en 670.000 tuits negativos, ha permitido a la WFA definir siete malas prácticas, siete pecados que la publicidad debería evitar.


La publicidad genera malestar

La publicidad tiene un hándicap importante ya que normalmente no es solicitada por el receptor y su aparición genera malestar en el mismo. Las quejas de los usuarios respecto a la publicidad se fundamentan principalmente en la longitud de los espacios publicitarios y su aparición según determinados contextos.


Las interrupciones

Todos los usuarios conocen el hecho de que la publicidad ayuda a financiar los medios de comunicación -sean prensa, radio, televisión u online- que utilizamos cada día para informarnos o entretenernos. Las exigencias de los usuarios están enfocadas a cambios de formato menos intrusivos y que no estropeen la experiencia de consumo de contenidos –bien sea ver un un partido de fútbol, sea la lectura de un artículo en un portal de información o sea un vídeo de Youtube-.


Incongruencia

Es otra de las quejas más registradas. La publicidad se ha convertido en un oficio de precisión y salirse de esta tiene consecuencias negativas. Los usuarios no perciben una mala selección de targets a la hora de lanzar sus mensajes. Las nuevas tecnologías permiten hoy en día llegar a nuestro mercado objetivo con más precisión, y ha de aprovecharse esta capacidad para que los impactos tengan un mayor porcentaje de feedback positivo.


No ser veraces

La era de las apariencias ha terminado. La exageración, la sobrevaloración del producto percibida en la publicidad es algo negativo. En la era de las redes sociales, donde un usuario cualquiera puede aportar contenido, no tiene mucho sentido maquillar la realidad o directamente mentir porque el usuario te desenmascarará si el producto no es bueno, generando un feedback negativo a gran nivel difícil de contrarrestar. La transparencia, la cercanía son valores que la publicidad debe utilizar y visibilizar.


Exceso de tiempo y frecuencia

Es la queja más recurrente. La duración de los espacios publicitarios es excesiva desde el punto de vista de los usuarios. Además, muchos se repiten en breves espacios de tiempo. Se genera la sensación de que hay «espacios de programa/serie» en el medio de los anuncios, y no al revés. La excesiva duración y frecuencia de los espacios publicitarios genera una imagen negativa a los usuarios de las marcas anunciantes.


«Targetización» ineficiente

La mala «targetización» provoca que los mensajes publicitarios no lleguen a todos aquellos usuarios que si desearían recibir esa información. El no enterarse o enterarse tarde provoca en ellos una sensación de decepción sobre la marca, que no es capaza de llegar a todo su público objetivo real y potencial. Debe ajustarse el más mínimo detalle de la estrategia de comunicación para que esto no ocurra.


¿Dónde está la calidad?

Solo los buenos anuncios permanecen en la memoria. Los usuarios están hartos de ser bombardeados con campañas de mala calidad y en una cantidad a sus ojos excesiva. La realización de campañas debe constar de creatividad, un estudio pormenorizado de los potenciales clientes y un calendario de acciones definido. La meta es asegurarse de obtener el mayor número de respuestas positivas posible.

Redes sociales

Utiliza las redes sociales para crear una comunidad en torno a tu negocio, aprovecha la oportunidad de tener un Community Manager que se encargue de cuidar tu negocio en RRSS

/ 0 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

Páginas Amarillas España - Páginas Amarillas online
© hibu Connect, S.A.U. Todos los derechos reservados.